Los motores de búsqueda como Google, bing o Brave usan bots para rastrear páginas en la web, con la optimización de motores de búsqueda o SEO (Search Engine Optimization) aprovechas este funcionamiento a tu favor.

Hoy día tu empresa / marca debe tener una página web sí o sí, pero de poco sirve si nadie te encuentra, aquí es donde entra el SEO y las diversas técnicas de optimización que podemos aplicar en nuestro sitio para aparecer entre los primeros resultados de búsqueda sin tener que pagar en absoluto, a diferencia del SEM (Search Engine Marketing) en el que se paga por clic, vistas, etc.

Existen cientos o miles de aspectos que toman los buscadores para decidir que mostrar primero y qué irá en esas páginas secundarias poco visitadas. Sin embargo, los dos aspectos principales son la popularidad y la relevancia:

  • Popularidad: Determina qué tanto tráfico tiene o ha tenido tu sitio, si mucha gente lo ha visto es porque debe contener información valiosa para el usuario.
  • Relevancia: Cuando la información que proporcionas es lo que el internauta está buscando, estás ayudando a los buscadores a cumplir su objetivo y de paso, el tuyo.

Razones para comenzar con buenas prácticas para tu sitio

  1. Visibilidad: Conseguir posicionar tu página en uno o varias palabras clave con suficiente tráfico te dará visualizaciones completamente gratuitas mes con mes.
  2. Mejora constante: No solo los motores de búsqueda notarán lo grandioso que es tu sitio, los propios usuarios querrán volver a visitarlo.
  3. Es una inversión: Una buena optimización, por supuesto, tomará gastos iniciales, pero, si consigues posicionarte, las visitas y el índice de conversiones terminará por regresarte lo invertido.
  4. Impacto en social media: Enlaces, títulos y descripciones hacen uso de esta optimización de posicionamiento web donde quiera que aparezcan, incluyendo las redes sociales. 
  5. Confianza y credibilidad: Como ya mencioné, la popularidad y relevancia son claves y aparecer al inicio de los resultados te etiqueta como aprobado por muchos más, algo que intuitivamente genera confianza.
  6. Medición y mejora constante: El comportamiento y evolución de lo aplicado se mide y utiliza para no dejar de mejorar, así como para posibles correcciones.

Consejos para iniciar con la optimización

  • Trabaja en las palabras clave que empleas en tus títulos y el contenido que manejas, en sitios como Google Ads puedes obtener mucha información respecto a las más buscadas y competidas.
  • Abrevia las URL de tu sitio, entre más cortas y sencillas sean mejor posicionamiento tendrán.
  • Utiliza títulos y subtítulos en tus textos, organizar mejor tu contenido hará la vida más fácil a usuarios y buscadores por igual.
  • Reduce los tiempos de carga, usar imágenes 4K o incrustar videos pesados no suele ser un buen punto de partida.
  • Prioriza la responsividad móvil, desde hace años Google valora la presentación de las webs en móviles de igual manera o incluso más que en desktop.
  • No te cierres solo a tu sitio, haz presencia en redes sociales, blogs, menciones en medios locales, autoridad de tu marca o colaboraciones.
  • Busca ayuda de profesionales, te ahorrarán una larga etapa de prueba y error, puesto que cuentan con experiencia. Todos necesitamos un empujón de vez en cuando.

Cuéntanos que te pareció este post y si quieres saber más, búscanos en el buscador de tu preferencia como SocialGuru, seremos los primeros en la lista 😉

Sharing is caring!

Leave a comment

Your email address will not be published.

shares